Piratas y Corsarios en las Organizaciones (IV)

Ni tan Piratas, ni tan Corsarios

El sabio respeta porque siempre hay algo nuevo que aprender.

Hace poco publiqué una tríada de artículos titulados Piratas y Corsarios en las Organizaciones, en la que quise hacer una analogía de dos temas en el cual tengo experiencia: mi vida a bordo de buques en los que navegué por todo el Caribe, contrastada con mi desempeño como Gerente de Proyectos en la empresa privada.

Me pareció simpático comparar a los chapuceros que algunos hemos tenido la suerte – buena o mala – de conseguirnos a lo largo de nuestra vida profesional, con los piratas corsarios que pulularon por varios siglos en las aguas del mar Caribe. 

La verdad que me divertí mucho haciendo la investigación y dándole cuerpo a esa analogía; así como también lo hicieron algunos de mis asiduos lectores.

Sin embargo, hubo personas a quienes no les agradó el abordaje del tema, lo consideraron ofensivo y hasta falta de respeto; y paradójicamente, lejos de molestarme, agradezco que difieran de mi posición, y más aún, agradezco que lo hagan en público, dándonos la oportunidad de debatir e intercambiar criterios.

«Si todos pensamos lo mismo, entonces nadie está pensando»

General George S. Patton

Se armó un rifirrafe sobre el contenido de mis artículos y el uso (o abuso) de las palabras piratas y corsarios

Ello me llevó a investigar un poco más sobre esos términos y me conseguí artículos y videos realmente interesantes que deseo compartir con ustedes, en el que las palabras piratas y corsarios son empleadas con una acepción un tanto diferente a la que le di yo en mis escritos.

Como dice la vieja conseja: El sabio respeta porque siempre hay algo nuevo que aprender. Y aunque estoy muy lejos de ser un sabio, el deseo de aprender lo mantengo intacto.

Espero lo disfruten.

La ventaja de ser un pirata

Para empezar quiero mostrarles esta charla de TED Ideas worth spreading  titulada La ventaja de ser un pirata, en la que el australiano Tom Nash de una forma encantadora y llena de humor, este DJ autoproclamado pirata, medita sobre cómo afrontar la adversidad debido a la discapacidad.

Nos explica como la paciencia, la ambición y el pragmatismo llenaron su vida de formas esclarecedoras e inesperadas.

Nos enseña que todos tenemos debilidades únicas y si somos honestos acerca de lo que son, podemos aprender cómo aprovecharlas mejor.

The perks of being a pirate | Tom Nash

Piratas, enfermeras y otros diseñadores rebeldes por Alice Rawsthorn

La columnista y autora Alice Rawsthorn dio una muy interesante conferencia en TED Ideas worth spreading titulada Piratas, enfermeras y otros diseñadores rebeldes, en la que se refiere al Capitán Edwar Teach, conocido como el Barbanegra.

Para maximizar su botín, Teach necesitaba tomar los buques enemigos sin desperdiciar municiones ni incurrir en bajas innecesarias. Para ello se visualizó como Barbanegra, desempeñando el papel de un ser brutal y despiadado, vestía chaquetas pesadas y grandes sombreros para acentuar su altura, se dejó crecer la barba negra y espesa que oscurecía su rostro, se colgó pistolas en sus hombros, incluso le colocaba fósforo en el ala de su sombrero y los encendía y explotaban previo al abordaje del buque enemigo, y llevaba una variante particular de la bandera pirata que consistía en un esqueleto sosteniendo un reloj de arena en una mano y un dardo o lanza en la otra, al tiempo que permanecía al lado de un corazón sangrante.

Jolly Roger es el nombre que recibe la bandera tradicional de los piratas de Europa y América. Barbanegra utilizaba un esqueleto sosteniendo un reloj de arena en una mano y un dardo o lanza en la otra, al tiempo que permanecía al lado de un corazón sangrante.

Barbanegra diseñó todo un lenguaje simbólico alrededor de su personalidad y su bandera pirata se asociaba a la muerte y el sufrimiento, significado que era conocido al instante, incluso en el mundo sin ley e iletrado de la alta mar de la época.  El mensaje era ríndanse o sufrirán.  Por supuesto muchas de sus víctimas se rendían sin pelear.

Visto de esa manera, es fácil ver por que, Edward Teach y sus compañeros piratas pueden ser considerados como pioneros del diseño moderno de comunicaciones y de por qué su símbolo letal de las calavera, fue el precursor de los logotipos de hoy día.

Piratas, enfermeras y otros diseñadores rebeldes por Alice Rawsthorn.

Piratas en la Armada

Hace ya mucho tiempo que aprendí que no es conveniente emitir opiniones de un libro o de un artículo sólo por el título sin haberlo leído y comprendido el contexto en el que se desarrolla.

Cuando llegó a mis manos el libro Pirates in the Navy (Piratas en la Armada) de Tendayi Viki, de entrada el título me pareció antipático, pero al leer el primer párrafo de la introducción me atrapó.

La introducción del libro comienza explicando que cuando Steve Jobs dijo que era «más divertido ser un pirata que unirse a la marina», quería destacar el hecho de que las grandes empresas son mucho más lentas para responder al cambio que las startups. Hizo la analogía de una lancha rápida versus un buque petrolero. La burocracia en muchas empresas establecidas está diseñada, sin darse cuenta, para crear inercias, y esto no es muy útil en un mundo que cambia rápidamente.

A diferencia de las nuevas empresas, las grandes empresas también deben seguir las reglas. Como señaló Steve Jobs las startups pueden hacer cualquier cosa, mientras que las empresas sólo pueden hacer lo que es legal.

Pirates in the Navy: How innovators can thrive in corporate cnvironments.

Curiosamente, Tendayi Viki destaca la diferencia entre piratas y corsarios. Aunque coincidimos que los piratas son catalogados como autores de crímenes internacionales, él le da un trato un poco más condescendiente a los corsarios en las organizaciones.

Explica que un corsario era un pirata al que un gobierno le había otorgado Patente de Corso para atacar y robar barcos pertenecientes a un Estado enemigo. Al finalizar la campaña, el corsario cuando regresaba con el botín de sus andanzas, éstos eran compartidos entre el gobierno, los armadores y el corsario. En pocas palabras, un corsario tenía el respaldo de su gobierno para hacer el trabajo sucio.

El estatus de los corsarios subió más cuando aseguraron comisiones para convertirse en exploradores. Corsarios como Sir Francis Drake y Sir Thomas Cavendish obtuvieron comisiones de sus gobiernos para explorar territorios extranjeros y reclamar algunos de ellos para sus países de origen. Esto significó que cuando regresaban con sus hallazgos, sus gobiernos estaban interesados ​​en invertir más en la empresa.

Aquí es donde radica la diferencia para los piratas en la armada. Sí solo eres un pirata, a los tomadores de decisión de la organización no les importa realmente en qué estás trabajando, si no les convienes te lanzarán por la borda. Pero si eres un corsario o un explorador, los líderes de la organización mostrarán un gran interés en su éxito.

Yo soy un pirata

Por último, obviando que el tema de trasfondo es el de la Política con «P» mayúscula y enfocándonos en el modelo de negocio propuesto, les traigo otra charla de TED Ideas worth spreading en la que Rick Falkvinge explica como logró ser el líder de un partido político impulsado en la tecnología, y como utilizando la estrategia de enjambres de abeja, en la que dándole libertad de acción y decisión a pequeños grupos de interés, logró posicionarse en parlamentos de varios países, incluyendo el parlamento europeo.

Falkvinge renunció como líder del Partido Pirata Sueco para dedicar más tiempo a hablar sobre la ley de derechos de autor, la soberanía de Internet y la política de información.

La revista Foreign Policy lo nombró uno de los 100 mejores pensadores globales de 2011, y ha sido nominado como una de las 100 personas más influyentes de TIME en 2012.

I’m a pirata | Rick Falkvinge

Autor: Antonio Pérez Aguirre

Después de mas de dos décadas como marino de guerra, formado como oceanógrafo y en planificación estratégica, decidí colgar el uniforme y afrontar nuevos retos, fue cuando me encontré en una gran encrucijada, no sabía como afrontar el mundo de la empresa privada. En esta ola de nuevos cambios, me tropecé con el fascinante mundo Gerencia de Proyectos y de la fotografía. La que me ha ayudado a entender que en la vida existen diferentes puntos de vista, el ejercicio de ver a través del visor de la cámara le ha dado un nuevo sentido a mi vida personal y profesional.

2 comentarios en “Piratas y Corsarios en las Organizaciones (IV)”

  1. Primero deseo felicitarte por esta entrega.
    Segundo me atrajo la explicación entre piratas y corsarios
    Las definiciones son importantes para expresarse con propiedad.
    Espero tus próximas entregas.
    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .